Loading...

viernes, 16 de diciembre de 2011

Vive de ti, no del resto.

En verdad, no busco que me entienda. Sólo que cuando yo intente pasar desapercibida, pase. Que cuando no quiera saber nada más de "eso", todo el mundo calle. No voy buscando que me arropen si paso frío, ni que me abaniquen cuando esté agobiada. No pretendo dar pena, ni llamar la atención por lo que hago o dejo de hacer.  No quiero ser el centro de atención, ni el blanco perfecto para todas las críticas. No quiero que la gente busque el por qué de mis actos, el por qué de pasar, o de darle suficiente e innecesaria importancia a aquello, que no lo tiene. Como todos, hay cosas que no me espero, y cosas, que se ven a kilómetros, pero sinceramente, yo prefiero dejarme llevar. ¿Qué tiene de malo que todo vuelva a empezar? Olvida todo lo que te hizo daño, sólo quédate con lo bueno y bonito, pero no vuelvas a caer en los mismos errores, intenta aprender que todo puede salir con un poco de ti, y que sino, siempre existen las segundas oportunidades. Piensa lo que haces, porque con el tiempo, acabarás recibiendo lo que siembras. Siembra mucho, y recogerás mucho. Siembra poco, y sólo recibirás palos... pero si los recibes, hazte con ellos la casa más bonita jamás vista, encima de la montaña más alta, con el mejor paisaje nunca imaginado. Que de todo bueno, puede sacarse algo malo, y que todo lo malo, tiene una recompensa que no te esperas.