Loading...

sábado, 16 de julio de 2011

Vive de la esperanza, no del recuerdo.



Éste, es el típico momento en el que se te quitan las ganas de todo... en el que todo lo que antes creías que era inmejorable, se estropea. Que todo lo que antes, era rosa, ahora se vuelve negro oscuro. En el que tus sonrisas, ya no son más sonrisas. Te odias a ti mismo, no sabes como lo haces, pero solo sabes, que siempre acabas en el mismo punto dónde siempre te acabas estancando. En el que piensas que has tenido que hacer algo mal, que has fallado en algo, pero no sabes en qué. Te cansas ya de ti, de sonreír cuando no te apetece, y de alegrarme con cosas, que ni siquiera, son tus cosas. Piensas en esos recuerdos que siempre serán para ti grandes gestos, en aquellas palabras que un día te marcaron, en todas esas caras conocidas que te alegraban tus días. Pero tienes que comenzar a vivir no de esas cosas que forman parte de tu pasado, sino de las que forman parte de tu futuro. No formes poco a poco pequeñas lagunas de las que no sabes salir, forma tu propio puente para conseguir atravesarlas. Y recuerda... "Si la vida te da mil razones para llorar, recuerda que tienes mil y una por la que sonreír". 

domingo, 10 de julio de 2011

Proud of you.

La derrota más sabrosa, es la que no pierdes tú; y la victoria más reconocida, es aquella de la que no alardeas. Nunca te pediré que seas aquella persona que me haga los regalos más espléndidos, que me lleve a un pasaje lejano en el que se escuchen las olas rompiendo con las rocas o que me cantes mi canción preferida encima de un escenario con acompañamiento... pero tampoco, que me dejes hacer lo que yo quiera, cuando quiera; contigo o sin ti... Solo quiero de ti, que me des esas sonrisas cómplices, esas miradas que cuando se junten, me quemen. Solo necesito que me lleves a un lugar en el que estemos tú y yo, no tiene que ser el más bonito, solo tiene que ser el nuestro. Únicamente quiero que me susurres al oído, que me quieres, porque aunque tú no lo sepas, esa es mi canción preferida. Y nunca, pero nunca nunca, me dejes sola. Quiero pasar cada segundo a tu lado, disfrutando al máximo, y sintiéndome de ti, más orgullosa que nunca.

miércoles, 6 de julio de 2011

Que solo sean tuyos...

Palabras dichas, que no podrás recordar. Gestos acumulados, que solo se convierten en nostalgia. Lazos sin atar, que serán sinónimo de libertad. Sonrisas pasadas que ahora solo son lágrimas caídas. Heridas por tropiezos, que ahora sólo son pequeñas cicatrices. Páginas de diario, que ahora están estropeadas por el tiempo. Días que vinieron, días que vendrán. Sería capaz de coger todo eso, y guardármelo en un bolsillo, en el más hondo que tenga, para que me quepan todas. Guardarlas para recordarlas siempre que quiera. Aquellas palabras que te cuestan recordar, que están en blanco... y aquellas, que no quisieras que se fueran nunca. Gestos que solo al recordarlos, sueltas la mejor de tus carcajadas. Sed de la libertad que siempre quisiste, sin estar forzado por nada, ni por nadie, donde tú eres el dueño de tus ideas. Sonrisas por las que lloras al recordar, que nunca estuviste solo, que siempre tuviste a alguien a quien poderle agradecerle todo. Pequeñas caídas con heridas de por medio, que a medida que pasa el tiempo, se quedan en nada. Páginas de diario que no quisiste escribir nunca para no recordarlas, y que hoy, estás leyendo. Y días que tuviste para ti, y días que seguirás teniendo solo para ti.

martes, 5 de julio de 2011

Nada más que un sueño.

Ha sido un día largo, llegas a casa, y no tienes ganas de nada. Sólo de refugiarte en tu cuarto, encender el ordenador, ponerte los cascos, y desconectar. Estás cansado de lo mismo de todos los días, los mismos temas, las mismas caras, los mismos sitios... éste es el momento en el que te gustaría irte, no sé, lejos, hasta donde el tiempo te permita, hasta donde tus pasos quieran acompañarte. Subes la música a todo volumen y cierras los ojos, estás soñando. Sueñas con amaneceres madrugadores , con tardes caprichosas y en noches que no quisieras que se acabaran nunca.  Sí, esos amaneceres que te despiertan con su luz en verano cuando tienes la ventana tan abierta, que escuchas las risas del otro lado de la calle. En esas tardes en las que querías cada gesto para ti, en las que no había problemas, en las que los intereses no estaban. Y sí... en las noches infinitas. Aquellas en las que sonreías queriendo cada instante para ti, sin ser egoísta, pero solo para ti. En las que te tirarías toda la noche fuera, a lo loco, sin pensar en lo que viene más tarde. En las que tus amigos son el apoyo máximo, y tus palabras, tu mayor fuerte de convencimiento.
La música se para, tú te despiertas, desearías soñar toda tu vida.

lunes, 4 de julio de 2011

Ver, oír y callar.

Quizás no sea la mejor manera de acabar, ni siquiera la de empezar, pero es una opción. Limítate a lo que mejor se te da;  ver, oír y callar. Ve todo lo que quieras, pero no traspases los límites. Escucha todo lo que esté a tu alcance, pero nunca te distraigas. Habla.. no, no hables, esta es la peor de las opciones, nada de lo que digas te hará bien. Las palabras más verdaderas que salgan de tu boca, serán las falsas en cuestión de segundos; las más discretas, serán las más conocidas; y las más falsas, serán tu perdición. Nunca está de menos callarse .

domingo, 3 de julio de 2011

Si quieres, puedes.

Sé que no es algo fácil, que no se hace todo los días, y que tienes un miedo que te corroe por dentro...pero también sé, que puedes lograrlo. Te has enfrentado a tormentas tan grandes, como tu propia furia después de una mala racha. Has luchado contra gigantes tan grandes, que ni el tiempo los hubiera matado por viejos. Tienes que darme la razón cuando también te digo, que las dudas nunca han podido contigo como para plantearte si realmente puedes. Has sonreído 100 veces, por cada vez que has llorado. Y has reído, sin siquiera haber derramado lágrimas. Has sido tan fuerte, que ni en las peores situaciones te has derrumbado; y has sido tan débil, como para sonreír viendo un simple recuerdo. Has tenido que tomar decisiones tan fuertes, como es la indecisión. Y has hecho siempre de lo difícil, algo tan fácil, que nadie es capaz de entenderlo... Si cientos de personas han podido con ello, ¿por qué tú no?

viernes, 1 de julio de 2011

Hoy el mundo no te comerá.

Estás decidida a comerte el mundo de una vez por todas, de levantarte, subir la persiana, abrir la ventana, respirar bien hondo y decir, ¡BASTA!. Basta con la monotonía de todos los días, basta las malas costumbres, las malas caras, los tropiezos en suelo liso... Basta con los sueños imposibles, con los "no puedo", con lo inacabado.
¿Cómo que por qué? Fácil. Vas a ser capaz de salir ahí fuera y hacer lo que nunca nadie te vio capaz de hacer, lo que para ti creías que era imposible. Ya no habrá más días en los que estés apalancada en casa sin saber que hacer. Por fin podrás despertar y decirle a tu mamá con una amplia sonrisa "BUENOS DÍAS PRINCESA". Que ya nunca más te caerás, porque vas a tener cientos de manos bajo tuya, diciéndote "vamos, tú sí que puedes". Porque ya nunca tendrás ese miedo que te recorría antes por dentro, esa inseguridad que te echaba para atrás, esa mala corazonada que te hacía odiarte.. ya no existe nada de eso. ¿Y sabes por qué? Porque, para ti, ya no existen imposibles.