Loading...

sábado, 16 de julio de 2011

Vive de la esperanza, no del recuerdo.



Éste, es el típico momento en el que se te quitan las ganas de todo... en el que todo lo que antes creías que era inmejorable, se estropea. Que todo lo que antes, era rosa, ahora se vuelve negro oscuro. En el que tus sonrisas, ya no son más sonrisas. Te odias a ti mismo, no sabes como lo haces, pero solo sabes, que siempre acabas en el mismo punto dónde siempre te acabas estancando. En el que piensas que has tenido que hacer algo mal, que has fallado en algo, pero no sabes en qué. Te cansas ya de ti, de sonreír cuando no te apetece, y de alegrarme con cosas, que ni siquiera, son tus cosas. Piensas en esos recuerdos que siempre serán para ti grandes gestos, en aquellas palabras que un día te marcaron, en todas esas caras conocidas que te alegraban tus días. Pero tienes que comenzar a vivir no de esas cosas que forman parte de tu pasado, sino de las que forman parte de tu futuro. No formes poco a poco pequeñas lagunas de las que no sabes salir, forma tu propio puente para conseguir atravesarlas. Y recuerda... "Si la vida te da mil razones para llorar, recuerda que tienes mil y una por la que sonreír". 

No hay comentarios:

Publicar un comentario